5 Trucos para optimizar tu código fuente

5 Trucos para optimizar tu código fuente

Probablemente la mayoría de vosotros ha visto algún “churro” de código fuente de los que se hacían antiguamente, como un archivo PHP sin fin que, al final, imprime por pantalla código HTML y JavaScript. O incluso algo un poco más moderno utilizando un framework MVC (Modelo Vista Controlador) con miles de líneas y funciones infinitas.

Los que sabéis de qué hablamos, sois conscientes de que mantener códigos de este tipo puede ser una verdadera pesadilla. ¿Y cómo evitamos caer en estas situaciones?

Nuestro consejo es tratar siempre de ocultar la mayor cantidad de código fuente que sea posible. Oculta sus detalles y la complejidad interna. Haz que sea modular. Conviértelo en “cajas negras” separadas, cada una con un propósito definido y claro.

Esto hará que sea más fácil sustituir un módulo por otro, y/o construir una nueva funcionalidad re-utilizando componentes existentes.

Pero, ¿cómo hacerlo exactamente?

CONSEJOS PARA ENCAPSULAR EL CÓDIGO FUENTE

1. Atributos de clases ocultos, que sean privadas

Utiliza una interfaz pública bien definida. Si cualquier usuario medio es capaz de ver los detalles de construcción de tus clases, y las necesidades de acceso a sus atributos, entonces está claro que deberías haber encapsulado tu código fuente mediante una clase “única-dios-sabe dónde”.

Cualquier cambio en esa clase requerirá que revises todos sus usos. Por lo tanto, en lugar de:

if(user.admin || user.moderator || user.editor){

}

Prueba con:

if(user.canEdit()){

}

2. Esconde parte del código fuente dentro de una nueva función

¿Para qué tener trozos de código que se repiten en varios lugares? Ocúltalo dentro de una nueva función y utiliza esa función en su lugar. Al encapsular el código fuente, mantienes tu código más “limpio”. Además, será mucho más fácil de reutilizar, reconstruir, evolucionar y mantener.

3. Oculta los estados y olvida las variables globales

No utilices variables globales, ya que “romperás” la encapsulación y harás que las secciones que las utilizan se conviertan en “dependientes”, ya que de esta forma se basarían en el estado de esas variables globales.

4. Divide el código fuente en secciones más pequeñas

¿Utilizas métodos infinitos con comentarios anidados? Divídelos en otros más pequeños, extrae partes de código y escóndelo en métodos privados.

Normalmente el comentario que pondrías en el código fuente sería un buen nombre para una función privada. Analizar una función de 500 líneas puede hacer llorar a un desarrollador. En cambio, revisar una función que llama a 5 funciones más pequeñas y que se auto-describen, es mucho más agradable.

5. Haz que tus métodos tengan un único trabajo

Si un método tiene una única utilidad, se mantendrá estable, “corto” y se centrará en una sola tarea, optimizando así el rendimiento del resto de código fuente que hay detrás de la clase. Si una función tiene más de una responsabilidad, la clase tendrá menor cohesión y, en ese caso, deberías separarlo en dos.

Un equipo experto en desarrollo digital para web y móvil, con sede en Barcelona y más de 15 años de experiencia dando lo mejor de nosotros en beneficio de tus proyectos: arquitectos de software, programadores, maquetadores, diseñadores gráficos y de UX, project managers y especialistas en online marketing